Tai Chi Chi Kung

Regresar a Cursos y Talleres

Tai Chi Chi Kung

El Taoísmo es el sistema filosófico y espiritual más antiguo de China. Los taoístas afirman que todos formamos parte de la naturaleza y que hemos nacido de la energía de la tierra, los astros y los elementos. Sin embargo, por alguna razón hemos olvidado cuál es nuestro lugar en ese sistema, por lo que necesitamos aprender a recuperar nuestra herencia legítima como hijos de la naturaleza.

La forma en que la naturaleza funciona se llama Tao. La manera de desarrollar nuestro máximo potencial y vivir en armonía con los patrones y la energía de la misma también se llama Tao. Para los taoístas, el fin y los medios son la misma cosa. Ellos viven la vida como un proceso, como una danza.

Al igual que el universo, nuestro cuerpo es un todo integrado y cada una de sus partes se relaciona con las demás y depende de ellas. Sin embargo, al llegar a la edad adulta y llevar una vida sedentaria, con frecuencia nos olvidamos de usar todas las partes de nuestro cuerpo.

Solemos depender de la cabeza y los brazos, utilizando la columna vertebral, las caderas y las piernas sólo para bajar del auto, para subir al ascensor y para sentarnos en nuestra silla giratoria, donde nuevamente usamos sólo la cabeza y los brazos. Al restringir nuestros movimientos olvidamos cómo movernos con fuerza, agilidad y eficiencia. Nos olvidamos de cómo vivir plenamente en nuestro cuerpo, limitando cada vez más nuestra forma de movernos, hasta que finalmente nos olvidamos de lo que realmente somos.

El Tai Chi Chi Kung es una parte muy importante del taoísmo. Está basado en los principios del Tao y es una expresión cinética de esta doctrina, al tiempo que constituye una práctica personal encaminada a comprender y percibir su esencia. La práctica diaria del Tai Chi Chi Kung nos hace ser nuevamente como niños, eliminando la rigidez y la tensión y nos permite aprender a movernos en forma libre y natural, con todo nuestro cuerpo integrado estructural y energéticamente. De esta forma reflejamos nuestra relación con el gran todo, como partes del universo.

El Tai Chi Chi Kung nos da la oportunidad de ser nosotros mismos.

Actualmente existen muchos estilos de Tai Chi. Sin embargo, en todos ellos el primer paso consiste en aprender y memorizar los movimientos externos. La práctica de todos los movimientos en secuencia se conoce como la forma del Tai Chi. Una vez aprendida la forma, el resto del trabajo para el dominio del Tai Chi es aprender a utilizar la energía en cada postura. El trabajo con el Chi o energía se llama trabajo interno.

El trabajo interno es lo que hace del Tai Chi una disciplina única y lo que lo distingue de las formas externas de las artes marciales. La estructura interna permite que el cuerpo se mueva como un todo. No aprender la parte interna del Tai Chi es como no mirar el interior de la ostra para descubrir la perla.

La base para dominar la estructura interna del Tai Chi es la meditación energética.

La principal ventaja del Tai Chi Chi Kung es que se trata de una forma concisa, compuesta de trece movimientos que se repiten en cuatro direcciones. A pesar de su brevedad, contiene la esencia de los movimientos de las formas más largas del Tai Chi y dado que es repetitiva se aprende rápidamente, por lo que hace posible emprender de inmediato el trabajo interno. Una vez que el practicante se familiariza con la esencia del Tai Chi Chi Kung, el aprendizaje de las formas más largas resulta relativamente fácil.

La falta de experiencia en meditación, junto a la necesidad de aprender formas muy largas dificulta muchas veces el acceso al trabajo interno. En el Tao Curativo esos aspectos del Tai Chi son enseñados separadamente, como la meditación energética sentada, la meditación en pie y la meditación en movimiento.

Orígenes del Tai Chi Chi Kung

Los descubrimientos arqueológicos realizados en las últimas décadas han sacado a la luz múltiples pruebas de que los ejercicios calisténicos y de respiración se practicaban ya en tiempos tan remotos como la Dinastía Chou (1,100 - 221 A. C.). Es probable que el Tai Chi se desarrollara a partir de las formas antiguas de ejercicios de Tao-In y Chi Kung combinadas con la circulación interna de la energía y la respiración y con las aplicaciones marciales de la época.

Las historias tradicionales del Tai Chi fueron escritas mucho tiempo después de que este arte se diera a conocer ampliamente. En ellas se afirma que durante el siglo XIV, un ermitaño llamado Chang San Feng recibió las enseñanzas del Tai Chi en una serie de sueños. Otras versiones afirman que Chang San Feng creó el Tai Chi al observar una pelea entre una serpiente y una grulla. Otras interpretaciones sitúan los orígenes de esta disciplina en la dinastía Tang (618-907 D. C.).

¿Por qué practicar el Tai Chi Chi Kung?

Lo primero que llama la atención de la práctica del Tai Chi es la belleza y la gracia de sus movimientos. A diferencia de otras formas de arte marcial, este arte no exige ningún esfuerzo extenuante y puede practicarse sin peligro a una edad bastante avanzada. Por el contrario, muchas de las formas "duras" de las artes marciales provocan serios daños a las articulaciones si se practican inadecuadamente y resultan demasiado fuertes para la mayoría de las personas de edad avanzada.

El Tai Chi Chi Kung mejora la postura.

Uno de los beneficios más importantes que produce el Tai Chi es el mejoramiento de la postura. Las deficiencias en ésta son resultado de una combinación de estados emocionales negativos y de falta de autoconsciencia.

¿Para quién está dirigido?

La práctica del Tai Chi Chi Kung es una valiosa herramienta de la que se puede beneficiar cualquier persona interesada en mantener la salud, la longevidad y la plenitud de funciones en edad avanzada, además de que la Estructura Interna que se enseña en esta forma de arte marcial, se puede aplicar en cualquier otro tipo de arte marcial suave o “interno”, es particularmente útil para terapeutas o profesionales de la salud que tengan que trabajar con energía emocional negativa de pacientes y consultantes, ya que aprenden a descargar toda energía negativa y a cargarse de energía vital con esta práctica.

Requerimientos Previos

  • Ropa Cómoda
  • Botella de Agua

Descargables

no hay descargable disponible.

Próximos Cursos

Sin cursos resgistrados.

Recursos Multimedia

Tai Chi Chi Kung